Detalle de ofrenda de vasijas ceramicas con pintura policroma y pseudoglifos (ilegibles) de la tumba en el Edificio A, Grupo II, Holmul. Close up of ceramic vessels decorated with pseudoglyphs in the tomb in Building A, Group II, Holmul. (photo Estrada-Belli).

Joseline Ayala

Ciudad de Guatemala, 26 sep (AGN).- Dos tumbas, un monumento y una máscara maya fueron encontrados en cuatro sitios arqueológicos en el departamento de Petén, como parte de proyectos arqueológicos realizados por la academia, el Ministerio de Cultura y Deportes (MCD) y la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya (Pacunam).

El codirector del Centro de Investigaciones Arqueológicas y Antropológicas de la Universidad del Valle, Tomás Barrientos, anunció que los hallazgos agregan nuevos detalles históricos sobre conflictos de los imperios mayas, además de representar eventos políticos importantes.

Estos hallazgos se realizaron en los sitios arqueológicos El Achiotal, La Corona, Holmul y Witzná que, según Barrientos, fueron encontrados casi intactos en medio de evidencias de “saqueos violentos”.

Además, los indicios que han reunido los grupos de arqueólogos que han trabajado desde el 2000 en Holmul y desde el 2010 en La Corona y El Achiotal reflejan la presencia de una dinastía poderosa en todo el país, agregó.

 

Image from a 3D scan of the frieze decorating the top of Building A, Group II at Holmul. The main figure is a king wearing an avian sun god headdress emerging from a sacred mountain spirit head amid feathered serpents. His name, Tzahb Chan Yopaat appears twice, in a medallion on his headdress and in the inscription below the figure. Imagen derivada de un escaneado 3D del frizo que adorna el Edificio A del Grupo II de Holmul. La figura principal is un rey visitiendo el tocado del dios ave solar surgiendo de la cabeza de un espiritu de cerro sagrado entre serpientes emplumadas. Su nombre, Tzahb Chan Yopaat aparece en un medallion sobre el tocado y en el texto inciso debajo de la figura central. (imagen por A. Tokvinine, U. Alabama)

“Las pruebas confirman la presencia de la dinastía Kaanul en todo el país, algo que no se creía hace cinco o diez años”, explicó.

De acuerdo a la información, en la ciudad de La Corona fueron encontrados dos paneles jeroglíficos que conmemoran eventos importantes en la historia política de los mayas en el Período Clásico.

Además, los arqueólogos encontraron dentro de una pirámide, en el sitio El Achiotal, una máscara de estuco que mide alrededor de dos metros de alto, la cual conserva su pintura policromática y representa a la deidad del Pájaro Principal, personaje asociado con el mito de la creación que fue integral en las primeras dinastías, dijo Barrientos.

El director del proyecto de Holmul, Francisco Estrada-Belli, de la Universidad de Tulane, de Luisiana, Estados Unidos, informó sobre el hallazgo de dos tumbas que “milagrosamente se libraron de décadas de saqueos” en el sitio arqueológico de Holmul, en el noreste de Petén.

Pendiente de jade tallado con el retrato de un gobernante con tocado de ave solar y cabeza de cormoran. Vista frontal. Antecamara de la tumba del Edificio D, Grupo I, Holmul. Carved jade pendente with portrait of ruler wearing a avian sun god headdress over a cormorant's head. Frontal view. Antichamber of tomb in Group I, Holmul. (photo Estrada-Belli).

Es en Holmul, en la pirámide más grande del lugar identificado como el Edificio D, Grupo I, donde en dos cámaras abovedadas con un suelo cubierto con restos de cerámica y otras ofrendas, donde se encontró un pendiente de collar tallado.

Según Estrada-Belli, la inscripción del retrato del Dios del Maíz dice: “Este es el collar de Yuknoom Ti Chan, el rey sagrado de Kaanul”, lo que sería “la primera vez que se encuentra una joya con el nombre de un rey de ese sitio”.

Agregó que es “extraordinario que esto haya ocurrido en un sitio localizado a unos 150 kilómetros de distancia de la ciudad capital Dzibanché”, que se ubica en el estado mexicano de Quintana Roo.

Los dos científicos resaltaron que los hallazgos ponen “desafíos nuevos” para determinar “cómo llegó este artefacto hasta la tumba de un gobernante de un reino pequeño tan alejado de la residencia de su propietario original”.

Los restos de palacios reales y tumbas, destruidos por saqueadores, fueron encontrados en el sitio Witzná, lugar donde en el 2013 fue hallado hasta el momento el friso esculpido mejor conservado.

Además se encontraron numerosas vasijas de barro y objetos de valor para los mayas como jade, obsidiana, hueso y concha marina.

Compartir