Foto. Minex

Ciudad de Guatemala, 22 sep (ONU).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, encomió este jueves el papel de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por su apoyo en desarticular redes criminales y de corrupción.

En su discurso ante la Asamblea General, Morales indicó que en 2015 cambió el rumbo de Guatemala al descubrirse un sistema de corrupción que involucró a altas autoridades del Gobierno.

El escándalo, conocido como “La Línea”, se trató de una sofisticada red de contrabando en las aduanas de ese país centroamericano.

“La CICIG es una iniciativa de Guatemala que fue acogida oportunamente por la Asamblea de las Naciones Unidas y por la Secretaría General, y se ha traducido en una de las herramientas más eficientes de cooperación multilateral en la lucha en contra de las redes criminales y de corrupción que han cooptado porciones estratégicas de estados, como el nuestro, desafiados de manera extrema por la geopolítica del crimen organizado transnacional”, refirió el mandatario guatemalteco.

En otro momento de su oratoria, el Presidente expresó la intención de su Gobierno de resolver de manera definitiva en la Corte Internacional de Justicia el diferendo territorial, insular y marítimo que mantiene con Belice.

No obstante, consideró que el Gobierno de ese país no tiene la misma actitud y denunció ataques del Ejército de ese país en contra de ciudadanos guatemaltecos, los cuales calificó de “graves y dañinos para la relación bilateral”.

La disputa data de 1859. Guatemala reclama más de la mitad del territorio de la excolonia británica.

Compartir