Foto. Embajada de México

Ciudad de Guatemala, 19 sep (Notimex).- La iniciativa “Mesoamérica sin Hambre”, de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), impulsa proyectos productivos de indígenas guatemaltecas para combatir la pobreza y el hambre en zonas rurales.

El programa, que se instrumenta en México, también incluye a Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y ahora Guatemala.

La iniciativa guatemalteca denominada “Tejiendo Vida” es un emprendimiento que agrupa a 81 mujeres de seis comunidades Chortí de los municipios de Jocotán y Olopa del departamento de Chiquimula.

Chiquimula forma parte del llamado Corredor Seco, en el oriente del país, una región aquejada por la sequía y una de las zonas más empobrecidas de Guatemala, amenazada por el hambre.

Las familias de mujeres indígenas guatemaltecas realizan artesanías con cultivos nativos del llamado “corredor seco”, como maguey, carrizo y tule.

Las técnicas de extracción de la materia prima vegetal y los diseños han sido transmitidos de generación en generación y es un patrimonio intangible de la cultura Chortí, etnia de la región oriental de Guatemala.

También son propias del lugar las canastillas, hamacas, petates, lazos, paneras y tortilleras, que elaboran las artesanas y se comercializan a bajo precio en los mercados de las comunidades cercanas.

El grupo de mujeres indígenas se ha ganado la vida con la elaboración y venta de los productos, con lo que han conseguido ingresos en una zona en la que se carece de medios de empleo.

Empoderamiento de la mujer

Durante tres semanas de este Mes Patrio de Guatemala, los productos de “Tejiendo Vida”, como sillas, mesas, bolsas, alfombras, tapetes y pulseras, estarán a la venta en una de las tiendas de artículos para el hogar más reconocidas del país, por la campaña “Guatemala Nuestra”.

El director temático de “Mesoamérica sin Hambre” en Guatemala, Baltasar Moscoso, dijo que uno de los objetivos de la iniciativa internacional es rescatar las artesanías locales.

Detalló que se busca empoderar a las mujeres y emprender proyectos comunitarios que permitan generar ingresos, mantener el conocimiento ancestral y tradiciones de la cultura Chortí de Guatemala.

Otro de los motivos del rescate de las artesanías locales es “recuperar las especies vegetales que con el paso del tiempo se han ido extinguiendo y son la base de la economía familiar”.

Compartir