Joseline Ayala / Foto: SCSPR

Ciudad de Guatemala, 11 sep (AGN). – Autoridades del Ministerio de Salud y Gobernación, junto con funcionarios hospitalarios y autoridades de distintas universidades del país se reunieron hoy para afinar detalles e informar sobre un plan de seguridad interinstitucional que se implementó en los nosocomios a fin de evitar nuevos hechos de violencia.

Una de las decisiones acordadas fue continuar brindando atención hospitalaria a los reos, como derecho humano, pero sólo bajo una orden de juez y en casos que el traslado se justifique plenamente.

Al mismo tiempo, las autoridades informaron que están en marcha acciones para dar con los responsables del asesinato de una comunicadora del Hospital General San Juan de Dios, Ana Guerra Olmedo, asesinada la noche del viernes al salir de sus labores.

Patrullajes de la Policía Nacional Civil (PNC) y del ejército guatemalteco fueron observados desde hoy alrededor del hospital San Juan de Dios.

El plan contempla también medidas de seguridad dentro del hospital, con apoyo de la PNC.

La ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, llamó a todos los trabajadores de los hospitales nacionales tomar medidas de precaución, pero pidió evitar caer en un estado de alarma a fin de continuar “con normalidad” la atención a la población.

Una de las medidas que recomendó es no utilizar uniformes utilizados en los servicios de medicina al salir de los hospitales.

Mario Álvarez, viceministro Administrativo de Gobernación, dijo que la seguridad de los nosocomios será reforzada para garantizar la integridad tanto de los trabajadores como de los pacientes.

seguridad-hospitales-2

“Hay un esquema interno que establece protocolos de seguridad; se han activado para continuar brindando la seguridad dentro y fuera del perímetro de los hospitales”, explicó.

En el caso del asesinato de la comunicadora del hospital San Juan de Dios, explicó que no puede divulgar detalles de la información preliminar pero que se trabaja con los mayores recursos para dar con los culpables.

Hernández Mack deploró la muerte de Guerra y dijo que este es un hecho “lamentable” que ya está siendo investigado para dar con los responsables.

“Nosotros nos solidarizamos y damos nuestro pésame tanto a la familia de la compañera como a toda la comunidad del hospital y a la comunidad de salubristas, nosotros esperamos que con las investigaciones que ya están en marcha se pueda dar con los autores de este acto y determinar los móviles de este hecho”, dijo la ministra.

El asesinato de Guerra, de acuerdo con las autoridades, podría tener relación con el temor expresado ante ataques lanzados contra reos que son atendidos en los hospitales por parte de grupos antagónicos y que han cobrado la víctima de personas sin relación con los hechos.

La ministra expresó condolencias a los familiares de la fallecida y no descartó que el asesinato esté relacionado con un intento de atentado contra la vida de un privado de libertad en ese hospital.

“Desde hace ya varias semanas hemos estado en comunicación con el Ministerio de Gobernación para poder fortalecer las medidas de seguridad durante el traslado de los privados de libertad a los espacios de servicios hospitalarios”, explicó la ministra.

Aseguró que la intención es no solo reforzar los traslados de los presos debido al peligro que representa sino también reducir al mínimo las salidas de los privados de libertad de los centros reclusorios.

Compartir