Ahuachapán. Miércoles 05 de noviembre de 2014. El Puente El Jobo, en la frontera Las Chinamas nuevamente presenta daños pese a que a inicio de años fue intervenido por el gobierno de Guatemala y El Salvador. Las losetas han comenzado a separarse entre sí, provocando en algunos puntos vibraciones fuertes. FOTO EDH/ Cristian Díaz

Foto. elsalvador.com

Douglas Gámez

Ciudad de Guatemala, 5 sep (AGN).– El Gobierno de Guatemala anunció hoy el cierre del puente El Jobo, en el municipio de Jalpatagua, Jutiapa, para iniciar oficialmente su proceso de reparación para y mejorar la comunicación terrestre con El Salvador.

El Ministerio de Comunicaciones de Guatemala, a través de un comunicado, anunció el cierre del paso vehicular a partir del 12 de septiembre para reparar el “daño que presenta en su infraestructura” el puente.

Además de la longevidad de la edificación, argumenta que su reparación obedece a la intención gubernamental de facilitar el paso de guatemaltecos y visitantes de otros países por sus fronteras.

Consultado el ministro de Comunicaciones, Aldo García, refirió que “están listos” para “arrancar” con la recuperación del puente.

Añadió que el proceso implicó coordinaciones entre las cancillerías de ambos países para solventar aspectos relacionados al paso peatonal de los visitantes.

“No queremos retrasar más el proceso porque tendría un efecto negativo, esperamos tener la obra para fin de año”, declaró García. Se prevé que los trabajos de recuperación culminen el próximo 12 de diciembre.

Las reparaciones contemplan la sustitución de la dovela (estructura en forma de arco) por una de acero, así como mantenimiento de la estructura, limpieza, entre otros, en simultáneo El Salvador reparará la infraestructura en su territorio.

Guatemala invertirá 14 millones de quetzales (1,8 millones de dólares). Ambos países tienen proyectada la construcción de un puente alterno debido a una serie de acuerdos y compromisos comerciales y aduaneros.

El puente El Jobo data de 1954. Actualmente no funciona a su capacidad y desde 2013 el transporte de carga no circula por el lugar, únicamente vehículos livianos y de turistas que se trasladan en autobuses lo cruzan a pie para evitar el exceso de peso.

Compartir