Fotos. Alejandro Sandoval/SCSPR

Donis Figueroa

Alta Verapaz (Guatemala ) 25 ago (AGN).- El gobierno del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, cumple con su compromiso de resarcir a las familias afectadas por la construcción de la hidroeléctrica Chixoy, ubicada entre las Verapaces y el departamento de Quiché, en el norte del país.

Hoy se hizo la entrega “simbólica” de la indemnización económica a 150 familias del caserío Santa Ana Panquix, localizado en la zona montañosa de la represa, acto en el que participaron representantes de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos (Copredeh) y líderes de las 33 comunidades afectadas.

Víctor Hugo Godoy, presidente de la Copredeh, detalló a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) que este es el cuarto pago de 85.000 quetzales que corresponde al resarcimiento otorgado a cada familia por la pérdida de sus bienes y por las consecuencias que tuvo el desarraigo en sus vidas por la construcción de la hidroeléctrica.

“Santa Ana Panquix es una comunidad que tiene que ser trasladada porque está en condiciones inadecuadas y está en un terreno privado, por tal razón el Estado tiene que comprar tierras para construir viviendas y allí asentarlos, el resarcimiento es parte de la política pública de reparación de Chixoy”, refirió el funcionario.

Agregó que la política está pensada para tener una repercusión a nivel de toda la región, desarrollo de la cuenca y todo el territorio de las dos Verapaces (Alta y Baja) y Quiché, y que la inversión es de 1.200 millones de quetzales, de los cuales 200 son para el resarcimiento económico de 3.229 familias y los 1.000 restantes para invertirse en los próximos 15 años en proyectos de carácter productivo y recuperación del plan de vida de estas familias.

“Hay que decir que el Estado está haciendo un gran esfuerzo para que, a través de los impuestos, se pueda destinar una parte a esta política de resarcimiento entendiendo que no es un dinero que se echa a un costal sin fondo sino que las comunidades lo están utilizando para su propio desarrollo”, manifestó Godoy.

Foto. Donis Figueroa/AGN

20160825_103441Por su parte, Carlos Chen Osorio, representante de las 33 comunidades, resaltó la importancia de que el Estado cumpla con los compromisos asumidos y que el pago entregado hoy por parte de las autoridades es resultado de la lucha que se ha tenido y al interés del actual gobierno por estas comunidades.

“Aquí no estamos pidiendo una ayuda o un pequeño regalo, esto es por los daños que causó la hidroeléctrica, estamos conscientes de que es importante que el Estado cumpla con la reparación para dar paso a la construcción de otras hidroeléctricas, dijo el comunitario.

Abierto al diálogo

El pasado 5 de julio, el Presidente de Guatemala expresó: “Soy una persona abierta al diálogo franco, estamos en un momento de cambios y reformas para el bien del país, estamos en un país de paz, donde vamos a celebrar los 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz.

Morales resaltó en ese momento la entrega del resarcimiento económico individual a las familias afectadas por la construcción de la hidroeléctrica Chixoy, en el departamento norteño de Baja Verapaz, el pasado 2 de mayo.

“El resarcimiento que yo mismo he ido a dar a Chixoy es ejemplo de la puerta abierta del Gobierno para resolver los problemas sociales que tenemos ahora”, indicó el mandatario.

ALES1029

ALES1314

ALES1352

Compartir