Foto. EFE

San Andrés de Teixido (La Coruña), 23 ago (EFE).- El español Alberto Contador (Tinkoff) ha reconocido hoy, antes de tomar la salida en la cuarta etapa de la Vuelta a España, que estar ya “a un minuto y medio de los favoritos no entraba en los planes”.

Contador cree que lo que le pasó en la ascensión al Mirador de Ézaro se puede considerar que “fue un mal día”.

No obstante ha asumido que es “la situación que hay ahora”, pero también ha insistido que en su opinión en la carrera quedan muchas etapas por disputar y “hay terreno para darle la vuelta”.

En estos momentos, su opción pasa por “ir poco a poco e intentando recuperar terreno”, y aunque está lejos de los primeros clasificados sobre sus opciones de poder luchar por la victoria ha concluido: “ya veremos”.

Compartir