Fotos. Pedro Agustín/SCPR

Redacción AGN

Ciudad de Guatemala, 17 ago (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, clamó hoy por la unidad, la justicia y la prosperidad de su país en su mensaje durante el tercer desayuno de oración nacional que reunió a políticos, empresarios, funcionarios públicos y representantes de la sociedad civil, entre otros.

El mandatario manifestó que “estoy convencido que mientras más guatemaltecos hablemos, pensemos y hagamos lo mismo, Guatemala va a tomar ese liderazgo para ser ejemplo de las naciones”.

Hay muchos que pueden ver con incredulidad y hasta con ojos de burla el que pensemos así. Hemos orado e intercedido por nuestro pueblo y para que Dios perdone nuestros pecados y faltas”, dijo Morales, quien profesa la religión evangélica.

El Presidente agregó que en los ocho meses que lleva al frente del Gobierno -tomó posesión el 14 de enero pasado para un periodo de cuatro años- los ministros están poniendo la casa en orden para que Guatemala llegue a ser “la luz de las naciones”.

Morales hizo referencia a varios pasajes bíblicos y resaltó que en estos ocho meses “he tenido el enorme privilegio de servir a mi pueblo”. Reconoció que es una carga ·difícil” la que lleva sobre sus hombros, pero enfatizó que “el amor de Dios me ha ayudado a tratar de manejar todos los temores que podamos tener”.

Queremos tener fe en Guatemala, en nosotros mismos, pero les recuerdo a todos que cada vez que nosotros decimos y creemos que no es posible el cambio, simplemente estamos siendo personas de poca fe”, expresó.

El jefe de Estado aseguró que una de las principales necesidades de Guatemala es la justicia, porque con ella “podemos luchar contra la corrupción y la seguridad. Con justicia habrá educación digna, salud integral, oportunidades para muchos guatemaltecos que hoy tristemente tienen que irse del país”, insistió.

PTR_0095

Recordó las sabias palabras del profeta Isaías quien dijo: El efecto de la justicia será la paz y la labor de la justicia reposo y seguridad para siempre.

Al respecto, apuntó que para que Guatemala tenga prosperidad, se tiene que buscar la paz y luego se tendrá salud.

Morales también mencionó la división que existen entre los diferentes pueblos que habitan el país centroamericano, de los que han migrado y dijo que sean cual sean las creencias “debemos ser instrumentos de la paz”.

Hago un llamado al pueblo de Guatemala a que dejemos de pelear y a trabajar con valor y determinación y dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Para que nuestras obras sean fruto de esa fe oro para que las buenas nuevas lleguen a toda Guatemala, oro porque Dios nos dé las fuerzas y los recursos para transformar nuestro nación, oro por las víctimas inocentes que han perdido la vida en nuestro país a causa de la violencia y todos los enfrentamientos que hemos tenido”, concluyó con la voz quebrada el mandatario.

La fiscal general, Thelma Aldana, coincidió en su mensaje en que se debe trabajar por la unidad y que Guatemala “es un país al que Dios está liberando de muchas cosas que la esclavizaban y la oprimían”.

El acto religioso, celebrado en un hotel de la capital, fue convocado por la organización Guatemala Próspera y contó con la participación del senador por el Estado de Oklahoma y miembro de la Comisión de Inteligencia de Estados Unidos, James Lankford, el vicepresidente Jafeth Cabrera, el presidente del Organismo Judicial Ranulfo Rojas, la fiscal general Thelma Aldana, y otros miembros de Gobierno y de la sociedad civil.

La primera edición de este desayuno nacional de Oración en Guatemala se realizó en 2013.

PTR_0095
PTR_0113

PTR_0243

 

Compartir