Ciudad de Guatemala, 16 Ago. (AGN).- El Ministerio de Salud de Guatemala informó hoy a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) que el país no está adicionado a la lista de naciones y territorios que han notificado casos de Síndrome de Guillain-Barré (SGB) asociados a la infección por el virus del Zika, según la última “Actualización Epidemiológica” de la OPS/OMS.

Ésta Actualización fue publicada el 29 de julio pasado, precisa un informe proporcionado por el departamento de Comunicación del Ministerio de Salud.

Según el documento, Granada y Costa Rica fueron los dos países que se sumaron a la lista de naciones y territorios que han notificado casos de SGB asociados a la infección por el virus del Zika.

Ya se encontraban con confirmación por laboratorio de virus del Zika en al menos un caso de SGB Guadalupe, Haití, Panamá y Puerto Rico.

El diario Prensa Libre informó en su sitio Web que un niño y un adulto son los primeros pacientes que contrajeron el SGB luego de enfermar con el virus del Zika. Cita al laboratorio del Hospital Roosevelt y da cuenta que el adulto falleció a causa de una neumonía derivada del Síndrome.

El diario también da cuenta de la confirmación del nacimiento de un niño con microcefalia de una madre que contrajo el virus del Zika. Se consignó la confirmación de este caso por el director del hospital Roosevelt, Carlos Soto.

Zika doc

¿Qué es SGB?

La OMS indica que el síndrome de Guillain-Barré (SGB) es un trastorno en el que el sistema inmunitario del organismo ataca el sistema nervioso periférico.

Puede ser desencadenado por diversas infecciones, entre ellas las causadas por los virus del dengue y la fiebre chikungunya, y afectar tanto a los nervios periféricos que controlan la fuerza muscular como a los que transmiten las sensaciones de dolor, temperatura y tacto, produciendo así debilidad muscular y pérdida de sensibilidad en los miembros superiores o inferiores.

Aproximadamente un 25% de los pacientes con SGB requieren cuidados intensivos y, pese a un tratamiento de apoyo adecuado, un 3,5% fallece debido a complicaciones relacionadas con la parálisis de los músculos respiratorios, paro cardiaco o trombosis.

 

Compartir