Foto. EFE

Río de Janeiro, 10 ago (EFE).- El nadador estadounidense Michael Phelps, que busca encadenar en Río su cuarto título de campeón olímpico de los 100 mariposa, arrancó con calma las preliminares en las que “tan sólo” logró firmar la cuarta mejor marca de todos los participantes.

Un tímido arranque que permitió al nadador de Singapur Joseph Schooling, que entrena el medallista español Sergi López, liderar la tabla de tiempos, tras firmar una marca de 51.41 en las clasificatorias de la mañana.

Tiempo que confirma la condición de aspirante al podio del joven singapurés, que ya el año pasado año bronce en los Mundiales disputados en la localidad rusa de Kazán.

Unos Mundiales en los que en ausencia de Phelps, que no pudo competir sancionado por su propia Federación tras ser arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol, se alzó con el título el húngaro Laszlo Cesh, que hoy concluyó con un tiempo de 51.52 segundo en las preliminares.

Más lejos quedó el sudafricano Chad Le Clos, plata hace cuatro años en Londres tras Michael Phelps, que firmó el séptimo mejor crono de las series con un registro de 51.75, a 34 centésimas de Schooling y a 15 de Michael Phelps.

Phelps redujo al máximo el gasto de energías pensando en la final de los 200 estilos que nadará esta noche y en la que el norteamericano podría sumar su vigésimo sexta medalla en unos Juegos Olímpicos, la vigésimo segunda de oro.

Compartir