Redacción AGN

Guatemala, 19 jul (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, reconoció hoy que el Sistema Penitenciario (SP) de su país “está completamente colapsado” porque los más de 20.000 reclusos están en instalaciones con capacidad para 6.500 presos.

“Nosotros lo dijimos y tenemos que reconocer que el Sistema Penitenciario está completamente colapsado”, además la fuerza de presidios “no ha tenido el respaldo y la capacitación” que se necesita para hacer frente a la magnitud de un problema como el registrado en la cárcel de Pavón, enfatizó el mandatario en rueda de prensa.

Morales habló sobre las acciones que ha adoptado su gobierno luego de la muerte de 14 personas el lunes en esa prisión, entre ellas el capitán del Ejército Byron Lima Oliva, quien cumplía una condena de 20 años por el asesinato del obispo guatemalteco Juan José Gerardi el 26 de abril de 1998.

El Presidente dijo que se están dando los tiempos necesarios para que las investigaciones sobre lo ocurrido en la prisión rindan sus frutos.

Morales aclaró que no tenía ninguna relación con Lima y que su visita a Pavón en el 2010 fue para filmar una película (sobre la vida de Gerardi), pero “no estuvimos ni siquiera formalizando una relación, mucho menos una amistad”.

Calificó de “lamentable” que hayan fallecido 14 personas. “Yo creo que es lamentable cualquiera que sea la condición de una persona y que perezca de la manera que fallecieron estas 14 personas”, subrayó.

Reiteró que la situación del Sistema Penitenciario es una asignatura pendiente del Estado de Guatemala y “tenemos que trabajar para solucionarlo, como estamos trabajando para solucionar muchos de los problemas que tenemos en el país”.

Presidios 2

El mandatario recordó que no es la primera vez que ocurren muertes de reos en las cárceles, y por eso, dijo, se está en el proceso de construir tres cárceles las cuales no serán suficientes, pero será el principio contra el hacinamiento en las prisiones.

Morales agregó que Lima estaba siendo investigado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y que la Presidencia y el Ejecutivo facilitarán los medios para que las instituciones puedan hacer su trabajo y dar resultados adecuados y generar las hipótesis correctas para dar con los responsables.

Sobre las declaraciones del hermano del capitán asesinado, Luis Lima, en el sentido de que la muerte fue ordenada desde el Ejecutivo, el Presidente dijo que si tiene alguna prueba, que la presente.

“Nosotros bajo ninguna circunstancia estamos obstaculizando los procesos de investigación. Así que yo creo que él tendrá derecho a decir lo que considera correcto y que se presenten las pruebas para que se puedan hacer las investigaciones correspondientes”, sostuvo.

También expresó que se investigará si en el hecho de Pavón participaron personas del Sistema Penitenciario y si se logra demostrar alguna participación “les va a caer el peso de la ley”, advirtió.

 

Compartir