Foto. Leonel Jiménez/SSPR

Douglas Gámez

Ciudad de Guatemala, 18 jul (AGN).– Un modelo holandés que genera información y permite el desarrollo de una política antidrogas “más humana” ha sido tomado como ejemplo por las autoridades guatemaltecas para tratar y prevenir el consumo de estupefacientes en el país centroamericano.

Juan Rafael Sánchez, titular de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión contra las Adicciones y Tráfico Ilícito de Drogas (SECCATID), conversó con la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) para explicarle a la ciudadanía la nueva visión del país contra las adicciones y las drogas.

Luego de cinco meses de dirigir los esfuerzos del gobierno del presidente Jimmy Morales de enfrentar el problema de las drogas, muchas opciones se barajan, desde una nueva política hasta aprender del modelo preventivo de Estados Unidos y Holanda.

En la siguiente entrevista el funcionario aborda ambos temas, enfatiza en la importancia de proponer metas claras y realistas y generar un mecanismo de información fidedigna que permita resultados contra esa enfermedad.

¿Qué avances nos puede comentar sobre la atención y prevención de las adicciones?

La SECCATID dio resultados en cinco meses, primero con la presentación de la Encuesta Nacional del Uso, Abuso y Prevalencia de las Drogas en Estudiantes de Educación Media.

El 5 de abril empezamos un recorrido de 1.500 kilómetros para visitar los centros de tratamiento en el interior del país, algo que nunca se había realizado. No es nada de aplaudir; es una obligación para conocer la realidad en nuestros departamentos.

¿Qué aliados busca Guatemala para enfrentar el problema de las adicciones?

Con el apoyo de la embajada de Estados Unidos, visitamos la ciudad de Washington para constituir lazos de cooperación con agencias oficiales y de la sociedad civil.

Además, visitamos La Haya, Holanda, para fortalecer la ayuda mutua con ese país y establecer capacitaciones en línea, específicamente para la conformación de un observatorio y el intercambio de buenas prácticas para el tratamiento y prevención de las adicciones.

¿Qué podemos aprender de ambos países?

De Estados Unidos, el fortalecimiento de nuestro observatorio. El Observatorio Nacional de Drogas de los Estados Unidos tiene muchas capacidades.

En el caso de Holanda, las prácticas y modelos actualizados para el tratamiento de las adicciones, también el fortalecimiento del observatorio.

¿Qué es exactamente lo que se busca copiar de ellos?

Sus bases de datos son robustas, las estructuras para el manejo de la información permiten generar datos para abordar de mejor manera el problema de las drogas y sus adicciones, desde la producción hasta el tratamiento.

¿Cuál es la situación de Guatemala sobre la adicción a las drogas?

Tenemos que voltear a ver al individuo, estamos trabajando en una nueva política para el abordaje de las drogas y adicciones.

La política tiene que ser realista, basada en evidencia científica, el individuo debe ser el centro de la atención.

¿Otra política?

El papel aguanta con todo, podemos diseñar bellezas de políticas, pero tenemos que hacer políticas ejecutables, aunque sean cinco objetivos, pero que sean realizables.

La intención es poner el individuo al centro, basados en el respeto a los derechos humanos, adaptable a la realidad del país y, sobre todo, ponerle atención a la comunicación familiar.

Los padres de familia tenemos que acercarnos a nuestros hijos, conocer sus inquietudes, temores, relaciones, amistades, tenemos que apostar a la comunicación con nuestros hijos.

Compartir