Douglas Gámez

Ciudad de Guatemala, 3 jul (AGN).– “Vendo canche”, la supuesta venta de un niño de 3 años en Guatemala que se hizo viral y que causó indignación, resultó ser una broma pero desató el debate de cómo debe ser el uso responsable de las redes sociales.

El 23 de junio, algo extraño sucedía en las redes sociales del país: en la página dedicada a anuncios y comercio OLX, se promocionaba la venta de un menor de edad, acompañada de tres fotos y un contacto telefónico.

Usuarios y medios de comunicación hicieron eco del anuncio generando mensajes de rechazo e indignación, solicitando a la vez una investigación. Días después aparecería otro mensaje en Twitter y que fue borrado, en el cual se ofrecía a otro niño con una vara para su castigo incluida.

Cuatro días después, el Ministerio Público (MP) descubrió la verdad tras un operativo en la zona 3 capitalina. La venta del canche era una broma hecha por un niño de 13 años a su vecino. El infante fue referido a la Procuraduría General de la Nación (PGN) para dilucidar su situación.

Lecciones aprendidas

“La lección es si se permite que los menores de edad abran un perfil en la redes sociales y manejo de internet, se les debe acompañar de cerca”, declaró Sergio Morataya, director de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos de Guatemala y experto en redes sociales.

La Policía Nacional Civil (PNC) reafirma esa postura por el uso de redes sociales y otras plataformas de comunicación de niños. Además llama la atención de los padres de familia a estar vigilantes ante otros peligros.

“La recomendación para la familia y los padres es estar vigilantes  y atentos al mundo virtual que visitan nuestros hijos, así como a las redes sociales, si bien sirven para la comunicación, hay muchos extraños y criminales con perfiles falsos para reclutar a los menores de edad”, informó el departamento de Comunicación Social de la entidad policial.

Recomendaciones

El caso de la venta de un niño puso en alerta a las autoridades y el análisis de cómo debe ser un uso responsable con las redes sociales.

“Más que malos usuarios, padres irresponsables. El proceso de socialización del niño en la actualidad tiene que contar con cuidados especiales con tablets, teléfonos celulares, videojuegos y, por supuesto, redes sociales”, apuntó Morataya.

El experto también lanza una advertencia por la utilización inadecuada de la comunicación electrónica, la cual puede aplicarse a niños y adultos.

“Debemos meditar dos o tres veces un contenido en nuestras redes, incluso filtrar si responde a la verdad, a nuestra ideología, valores y a la forma que vemos el mundo para estar seguros de que no cometemos un error que las redes no lo pagan con bitcoin, sino con sanciones o problemas legales, porque lo que se hace en redes sociales en ningún país del mundo escapa al derecho penal”, añadió.

Mientras, la PNC puso a disposición de la ciudadanía la Unidad de Cibercrimen, y que según ellos permitió identificar la dirección de donde se publicó el anuncio de “vendo canche”, o mejor conocida como IP, para determinar la falsedad del mensaje.

Existen otras recomendaciones como la revisión constante de los amigos en las redes sociales, respetando aspectos de conversaciones privadas y el material que comparten.

Compartir