Gobierno trabaja y responde ante escenario de devastación causado por lahar

652

Joel Suncar/Fotos: William Meoño

El Rodeo, Escuintla (Guatemala), 12 jun (AGN).- La Unidad de Conservación Vial (Covial), del Ministerio de Comunicaciones, se encuentra trabajando desde la noche del lunes frente a una zona de devastación dejada por el fuerte lahar (gases ardientes y piedras que caen del volcán) que descendió del volcán de Fuego en horas de la tarde y que obligó a un alerta inmediata para la evacuación de emergencia.

La alerta oportuna impidió que el fuerte lahar cobrara nuevas víctimas en este punto (kilómetro 93.5 de la Ruta Nacional 14), donde se ubica El Rodeo, una de las comunidades más golpeadas por la erupción.

Habitantes de la zona se unieron a las tareas de remoción de toneladas de piedras y material volcánico.

Maquinaria y brigadas de Covial trabajan desde la noche del lunes, bajo condiciones de riesgo, para remover el material acumulado que dejó el lahar de grandes proporciones.

“Empezamos a trabajar ayer a las siete de la noche. Suspendimos las labores dos horas después, pero las reanudamos hoy a las seis de la mañana”, precisó este martes el ingeniero Walter Álvarez, supervisor de Covial.

La Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) pudo constatar que personal de Covial se encuentra removiendo el lodo, arena, piedras y troncos de árboles que quedaron esparcidos sobre la Ruta Nacional 14.

Agentes de la Policía Nacional Civil y soldados del Ejército de Guatemala están apoyando en el ingreso a dicho sector, ya que desde ayer se restringió el acceso a El Rodeo y San Miguel Los Lotes, en Escuintla.

Pobladores apoyan labor

Esta mañana ingresó un grupo de pobladores que decidieron apoyar en la tareas de limpieza. Para llegar al punto crítico tuvieron que caminar dos kilómetros.

“El lahar descendió por una barranca y no afectó la zona cero. El material se esparció en un tramo de casi tres kilómetros de la Ruta Nacional 14. Estamos trabajando con maquinaria y camiones para limpiar la ruta”, dijo Álvarez.

A su paso, el lahar arrasó con un picop de una empresa de seguridad, también inundó una gasolinera ubicada en la entrada a El Rodeo y dejó varado un vehículo propiedad de un holandés que estuvo regalando alimentos en días pasados.

Guillermo Domínguez, gobernador de Escuintla, llegó este martes a la zona para evaluar los daños y tomar acciones. El funcionario sobrevoló el área junto a personal del Ejército.

El 3 de junio último, una fuerte erupción del volcán de Fuego provocó la muerte de al menos 110 pobladores, principalmente de San Miguel Los Lotes, e hizo que vecinos de El Rodeo fueran evacuados.

Compartir