Erupción volcánica: Donaldo Chután, un policía de Guatemala que entregó su vida por el prójimo (Crónica)

844

Redacción

Ciudad de Guatemala, 12 jun (AGN).- Donaldo Chután Enríquez tenía 15 años, 6 meses y 5 días de formar parte de las filas de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, y entregó su vida el lunes último tras ayudar al prójimo.

Una correntada de lodo, agua y material que descendió del volcán de Fuego arrastró la patrulla en la que se transportaba con otros compañeros y tres civiles luego de entregar ayuda a los afectados por la erupción que registró el coloso el pasado 3 de junio.

El agente desapareció entre el caudal de un río que pasa por las comunidades de ChuchúGuadalupe, El Zapote y San Andrés Osuna, en el departamento sureño de Escuintla.

Retornaba de entregar ayuda humanitaria de esas comunidades que están incomunicadas por la erupción del volcán de Fuego, situado entre los departamentos de EscuintlaChimaltenango y Sacatepéquez.

Sin duda, un “héroe” como lo define la PNC. Fue a entregar, junto a sus compañeros, ayuda de puerta en puerta, sin importarles el clima. Habían caído torrenciales aguaceros. Pero cumplieron su misión.

La unidad 004 de la Policía de Mercados (Polimerc), a la que estaba asignado, fue testigo mudo de cómo el agente era arrastrado por la correntada que bajó del volcán.

Chután, de 45 años, se convirtió en el primer miembro de la PNC en morir por la erupción del volcán de Fuego. Falleció en el cumplimiento de su deber.

“Nuestro compañero y amigo Donaldo Chután falleció luego de que la unidad que conducía quedara atrapada y fuera arrastrada por una correntada de lodo, agua y material volcánico que era parte de un lahar que afectó nuevamente la aldea El Rodeo, en Escuintla“, manifestó hoy la PNC en un comunicado.

Su cuerpo fue localizado este martes cerca de la patrulla que conducía a la hora del incidente.

Sus dos compañeros y tres civiles que iban en el vehículo fueron rescatados el lunes mismo por vecinos, pero el corrió con la peor parte.

“Fueron más de 15 años de sacrificios y satisfacciones los que hizo y recibió Chután Enríquez dentro de la institución”, expresó la PNC.

El agente dejó en la orfandad a 4 hijos de 8, 14, 16 y 19 años. Ellos ya no podrán abrazarlo y decirle “Te quiero, papá”, sobre todo en los próximos días, que se conmemora el Día del Padre (17 de junio).

Compartir