Capellanía Militar lleva fortaleza espiritual a damnificados por erupción del volcán de Fuego en Guatemala

1135

Rodrigo Pérez/Fotos Leonel Jiménez

 Alotenango, Sacatepéquez (Guatemala), 12 jun (AGN). Un mensaje para fortalecer el espíritu y la esperanza de los damnificados en el municipio de Alotenango (Sacatepéquez) por la erupción del volcán de Fuego llevaron los capellanes del Ejército de Guatemala.

 Dos capellanes congregaron a niños y adultos en el parque central de Alotenango para dar gracias a Dios por la vida, por los brazos de ayuda extendidos y por que el Ser Supremo dé sabiduría a los padres de familia para saber cómo actuar de ahora en adelante tras la tragedia.

 “Venimos a fortalecer espiritualmente a los niños y cada familia que ha sufrido con esta catástrofe dolorosa. Nosotros como institución, siempre al servicio de ellos, les traemos un mensaje de esperanza y fe”, afirmó Nixon Panteu, quien forma parte del servicio de Capellanía Militar.

 Durante la actividad religiosa hubo momentos de oración, reflexión, de alabanzas y adoración.

 “Si el Señor te ha bendecido, dale palmas”, dice una parte de una alabanza cantada por niños y adultos a una sola voz mientras el capellán, Leonardo Ramírez, que tocaba un teclado multifuncional, los dirigía.

 Ramírez comentó que 10 capellanes militares se han desplegado para llevar un mensaje de fortaleza espiritual a las personas albergadas en los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, los tres departamentos más afectados por la actividad del volcán.

 De acuerdo con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), la erupción del coloso, ocurrida en pasado 3 de junio, ha dejado hasta el momento 110 fallecidos, 197 desaparecidos, 3.557 personas albergadas y 1,7 millones de afectados en los tres departamentos.

 “Vamos a cada albergue para orar por cada familia y fortalecer la parte espiritual que es tan importante en estos momentos. El ser humano siempre necesita alzar la vista al cielo y recordar que tenemos un Creador que, sin duda alguna, tiene el control de todo”, agregó Ramírez.

 Cuando la actividad religiosa estaba por concluir con una oración, una agencia de publicidad que opera en Tecpán y Patzicía, Chimaltenango, colocó varias mantas en el parque con un mensaje bíblico.

 Estas dicen: “Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos”.

Compartir